EL RÉGIMEN DE SEPARACIÓN DE BIENES

El régimen de separación de bienes es uno de los tres regímenes patrimoniales vigentes  en la legislación. Se encuentra regulado en los artículos 1435 y siguientes del Código Civil. 

El régimen de separación de bienes, a diferencia del régimen de gananciales, no hay un patrimonio común de los cónyuges. Si bien es verdad que pueden adquirir bienes comúnmente. La característica fundamental del régimen de separación de bienes  es que cada uno de los cónyuges tiene su propio patrimonio.

Si algún caso no se puede acreditar la titularidad de un bien o derecho,el artículo 1441 del Código Civil dispone que corresponderá a los dos cónyuges por mitad. En cuanto a la administración de los bienes es independiente entre sí. De tal manera que si uno de los cónyuges administra bienes o intereses del otro responderá de la misma manera que un mandatario. Las obligaciones que contraigan cada uno serán de su exclusiva responsabilidad de acuerdo al artículo 1440 del Código Civil. Si estas obligaciones responden al ejercicio de la potestad doméstica responderán ambos cónyuges.

En cuanto al sostenimiento de las cargas del matrimonio, salvo pacto, los cónyuges contribuirán con sus respectivos recursos económicos. (Artículo 1438 Código Civil). Si uno de los dos cónyuges no cumpliera con el levantamiento de las cargas del matrimonio, se podrá instar al Juez el dictado de medidas cautelares a fin de asegurar su cumplimiento.

El artículo 1438 CC continúa estableciendo: “El trabajo para la casa será computado como contribución a las cargas y dará derecho a obtener una compensación que el Juez señalará, a falta de acuerdo, a la extinción del régimen de separación.” Este último inciso ha sido valorado por la Jurisprudencia. Esta compensación no se da de forma automática. Se debe estar a las peculiaridades del caso concreto. La mencionada  dedicación al trabajo doméstico tiene que ser en exclusiva para que de lugar a la compensación. El Tribunal Supremo rechaza el derecho a la pensión compensatoria cuando el cónyuge se ocupa del trabajo doméstico y también desempeña un trabajo fuera de casa.

En el régimen de separación de bienes son de aplicación los artículos 1319, 1320 y 1321 del Código Civil. El primero establece que cualquiera de los dos cónyuges puede atender a las necesidades ordinarias de la familia. Las deudas contraídas en esta potestad corresponderán a los dos cónyuges solidariamente. Si uno hubiera aportado recursos propios tendrá derecho a que se los reintegren.

Una cuestión importante  es la introducida por la Ley 15/2015 al modificar el artículo 1442 CC. Este artículo  dispone que declarado un cónyuge en concurso serán de aplicación las disposiciones de la legislación concursal.

El régimen económico de separación de bienes debe ser pactado por los cónyuges en capitulaciones matrimoniales. De esta manera, este régimen regirá durante el matrimonio. Esto es así puesto que a falta de pacto el régimen que se establece es el de gananciales. Salvo en ciertas Comunidades Autónomas.

Si estás interesad@ en consultarnos, contacta con nosotros.

ESTUDIAMOS TU CASO A MEDIDA.

 

Comments

Una respuesta a “EL RÉGIMEN DE SEPARACIÓN DE BIENES”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *