Liquidación del régimen económico del matrimonio.

¿Cómo liquidar el régimen económico matrimonial?

Dependiendo del régimen económico del matrimonio, la liquidación se realizará de una forma u otra. En España, el régimen habitual es el de gananciales, pero existen otros regímenes como el de separación de bienes o el de participación. En la mayoría del territorio español el régimen establecido por defecto es el de gananciales. En otras partes del territorio nacional se opta por el régimen de separación de bienes como régimen a aplicar en caso de que los cónyuges no hayan optado expresamente por otro.

El régimen de separación no presenta dificultades, puesto que cada cónyuge tiene sus propios bienes y lo único que hay que hacer es distribuir los bienes comunes que tengan en régimen de copropiedad y establecer como van a responder de las deudas comunes.

El régimen de gananciales si tiene más trámites. Habrá que hacer una liquidación del mismo haciendo un reparto en partes iguales tanto de bienes como de deudas. Este reparto se puede hacer de mutuo acuerdo o de forma contenciosa. Si hay acuerdo de los cónyuges en el reparto de bienes y deudas no suele ser un trámite complicado, basta con realizar al Juzgado una propuesta de liquidación para que éste la apruebe. Si hay discrepancias habrá que acudir al procedimiento contencioso, donde cada parte defenderá una propuesta de liquidación distinta y será el Juez quién decida.

El momento en que se debe realizar la liquidación también varía. Si los cónyuges están de acuerdo en todo, lo ideal es realizarlo junto con el procedimiento de divorcio de mutuo acuerdo. En el caso de que haya discrepancias, es recomendable realizarlo tras el procedimiento de divorcio. Así, se saca de la discusión del divorcio los temas económicos y se facilita la tramitación del divorcio por el procedimiento de mutuo acuerdo. Posteriormente, se procederá a liquidar la sociedad de gananciales, bien de mutuo acuerdo en el caso de lograr un entendimiento entre ambos o bien de forma contenciosa si las posiciones están muy enfrentadas.

Existe otro tipo de régimen económico matrimonial que es el régimen de participación. Éste es un régimen económico matrimonial bastante más complejo que los dos anteriores. Consiste en que cada cónyuge participará en las ganancias que haya obtenido el otro durante la duración del régimen económico matrimonial en un determinado porcentaje, que tiene que ser idéntico para ambas partes. Es un régimen poco frecuente, precisamente por la complejidad del mismo, especialmente a la hora de su liquidación.

En AC2R Abogados resolveremos todas sus dudas sobre la mejor opción a la hora de liquidar su régimen económico matrimonial, consúltenos sin compromiso y le informaremos.